La pluma

El plumón

El plumón –también llamado duvet– está formado por un núcleo prácticamente invisible con miles de finísimos filamentos como la seda, dispuestos en todos los sentidos y direcciones. Esta forma tridimensional le confiere una elevada flexibilidad y alta capacidad de volumen, fundamentales para proporcionar un eficaz aislamiento y una perfecta evaporación de la humedad con el mínimo peso, destacando por encima de cualquier otro material natural o sintético.

La pluma

La pluma está formada por un raquis o «cañón» central ligeramente curvado del que salen finísimos filamentos ordenados en direcciones opuestas. Comparativamente con el plumón, la pluma es un material más pesado, de tacto menos agradable y con poca capacidad aislante. Su uso está destinado a productos que necesitan soporte y firmeza.

Fill Power

El fill power indica el grado de esponjosidad y volumen del plumón en una escala de 400 a 900 cuin (pulgadas cúbicas).

Un nórdico con un alto fill power será ligero, ofreciendo un aspecto voluminoso y esponjoso, y proporcionará máximo aislamiento térmico con un mínimo peso.

Por lo tanto, la calidad de un nórdico viene dada por la ligereza y confort que proporciona un plumón de alto fill power.

Una correcta elección del gramaje en función de la calidad del plumón, además de proporcionar un extraordinario aislamiento, asegura una eficaz evaporación de la humedad que se genera durante el sueño.

Menú